Las casas pasivas o passivhaus son una de las soluciones del momento a la hora de ahorrar energía. Por lo que, si estás buscando una vivienda de máxima eficiencia energética, independientemente de su diseño, son perfectas. Pero, ¿sabes cómo ahorran? Te lo contamos:

Casa pasiva o passivhaus: ¿cómo se ahorra energía?

Cuando hablamos de passivhaus nos referimos a un modo de construir. Digamos que, se llevan a cabo distintas normas energéticas que se pueden aplicar en cualquier construcción para conseguir los mejores resultados energéticos.

Y es que, cuando hablamos de las casas pasivas nos encontramos muchas ventajas, porque siguiendo estos estándares a la hora de construir se puede conseguir un ahorro en el consumo de energía de hasta el 75%. Es decir, que pagarías un 75% menos en tu factura de la luz respecto a ahora.

Pero, ¿cómo se consigue?

  • Aislamiento de suelos, muros y techos: en primer lugar, se apuesta por un aislamiento completo para mantener la temperatura dentro de la casa.
  • Eliminar puentes térmicos: hay pérdidas de calor que se producen en los ejes y juntas. Lo ideal es colocar aislantes para que no ocurra.
  • Ventanas y puertas de calidad: estos huecos son fundamentales, por lo que deben ser de calidad y con un cristal doble o triple. La mejor carpintería es el PVC y la madera, también por sus propiedades acústicas.
  • Sistemas de ventilación mecánicos con recuperación de calor: por medio de estos sistemas es posible renovar el aire. Si el aire es frío se aprovecha el valor y si la temperatura es alta se expulsa el aire.
  • Entorno sin corrientes de aire: no debe haber corrientes de aire para poder controlar la temperatura interior de la casa con una mínima intervención de sistemas de climatización.

Es así como se puede conseguir ahorrar con una casa pasiva. Al estar construida de esta forma, conseguirás mantener siempre una temperatura óptima en tu casa y ahorrarás el 75% de la energía que estás gastando ahora.

Una apuesta de futuro y no solo de ahorro, sino también pensando en el cuidado del medio ambiente. Y todo lo que sea contribuir al cuidado del planeta, bienvenido sea. ¿Qué te parece? ¿Vas a ponerlo en práctica?